¿Jugo de frutas? ¡No, gracias!

¿Jugo de frutas? ¡No, gracias!

El negocio de los jugos de frutas empacados ha sido muy rentable y universalmente aceptado. Ha sido diseñado con un respaldo de marketing muy definido, que lo ha posicionado a nivel global como una solución rápida a las necesidades de una población cuyo paradigma de alimentación la caracteriza lo fácil e instantáneo.

Sin embargo, se nos ha presentado de manera constante y también con conceptos de marketing de vanguardia y como algo definitivamente saludable el abandonar los jugos empacados y hacer de manera natural nuestros propios jugos. Es decir, utilizar las frutas naturales y exprimir su jugo.

No deja de ser paradójico que ni una ni otra opción sean saludables.

La primera, por los preservantes, colorantes, saborizantes, azúcares añadidos, en su proceso de elaboración. La segunda es exprimir el jugo de la fruta natural, que a mi juicio es más lesiva, porque se presenta más natural, sin químicos, como la opción saludable, pero no se cuenta la verdad que hay detrás de este concepto de producto.

Aquí viene lo interesante y es muy importante conocer que cuando te tomas un jugo a partir de una fruta natural, lo que haces es separar la fibra del jugo. Error monumental, porque el azúcar de la fruta que se llama fructosa, se absorberá con mayor rapidez e irá directamente a tu hígado y elevará tus niveles de glicemia y ese exceso de azúcar se convertirá en grasa de reserva, en triglicéridos y en obesidad.

La mayoría de las enfermedades de la época actual están directamente relacionadas con los excesos de fructosa que no solamente obtenemos de los jugos, sino de una alimentación sin nutrientes, pero sí con exceso de azúcares.

Recuerda que solamente podemos decir que algo tiene azúcar sólo si en el alimento convergen simultáneamente la fructosa y la glucosa. Es por esto que encontrarás otro engaño de la Industria de los Alimentos cuando en un empaque te dicen que está elaborado sin azúcar y que es natural. Por ejemplo, en la miel de agave se dice que tiene bajo índice glicémico, pero no se dice que tiene un altísimo grado de fructosa.

Es hora de tomar conciencia que la mejor manera de consumir fruta es con toda la fibra, porque ésta ralentiza la digestión, y así se evitan los llamados picos de insulina.

¿Qué hacer? Consume la fruta completa y no en jugo, ya que así solamente consumirás la fructosa conveniente y aprovecharás todos sus nutrientes.

¡Síguenos!

lalunadacocinasaludable

lalunadacocinavegetariana

lalunadatiendavegetariana

Más artículos que te pueden interesar...

"La vida nos sorprende y nos transforma para
"Con el paso del tiempo decidí que mi
Un delicioso desayuno preparado con harina de avena,
¿Sabes cuál es la fruta llamada el “Huevo
El maravilloso pigmento que da vida a tu
Los alimentos deben ser apetecibles sensorialmente, su aroma
Carrito de compra
Ir arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?