Brilla por tu talento, descubre tu pasión y disfruta sirviendo

El Maestro llamó al discípulo que lo había acompañado durante un largo tiempo y le preguntó acerca de cuál había sido su mayor aprendizaje de vida.  El discípulo era un hombre taciturno, emblemático y carismático. Aquella tarde, después de la pregunta del Maestro, guardó un especial silencio y con énfasis y seguridad le respondió: Maestro: Hoy recuerdo con inmensa alegría aquella tarde, al caer el sol, cuando sus ojos se iluminaron y con voz pausada usted me dijo: Quiero que guardes en el fuego de tu corazón, lo que voy a decirte: Todo aquello que hagas de manera fácil y que para las otras personas signifique un esfuerzo especial, es lo que llamamos Talento. Tú, realmente no hiciste nada para obtenerlo, la naturaleza te lo obsequio. Es por eso, que debes cuidarlo y desarrollarlo

Reproducir vídeo

Aquello que haces sin importar el tiempo que le dedicas, la pasas muy bien ejecutándolo y aunque no recibieras retribución alguna, seguirías haciéndolo, eso es lo que llamamos la llama de la pasión. No te detengas ante tu pasión, eso te hace único y especial.

Finalmente, si unes tu talento y tu pasión y lo entregas desinteresadamente, habrás encontrado el mayor secreto de la vida que se llama Felicidad.

El discípulo de esta manera encontró la llave del mundo vacío y decidió servir con su talento, pasión y servicio.

Cuentan que, aunque esta historia se escribió hace muchos siglos, hoy la practican los hombres que han encontrado la Felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?