7 hábitos de un estilo de vida saludable

1. Amarte a ti mismo

Vuelve sobre ti mismo y descubrirás sombras y luces que te sorprenderán y quizás de tarde en tarde comprenderás que no hay trabajo más arduo que conocerte a ti mismo.

Escucha a tu alma, siente tu corazón, imagina historias desde tu pasado, vive el presente con toda intensidad, permítele a tus silencios y vacíos que te interroguen y sé humilde contigo mismo.

Nada más hermoso que llegar a la tarde y regalarte una sonrisa por tu entrega, por tu compromiso contigo mismo, por los sí que entregaste y por lo que dejaste que fueran. Ese de ti para ti, ese amor que no juzga, que es, eso rompe esquemas y te hace sentir que valió la pena. Esa voz interior que te dice que aún es posible, esa es la voz del guerrero que aún sabiendo que habrá un mañana, se esfuerza por conquistar el presente, porque tiene la certeza que las batallas se ganan externamente, pero la guerra se gana internamente.

2. Desarrolla una actividad física

Mantenerte activo es una de las mejores maneras de estar físicamente sano, mejora tu estado de ánimo, te permitirá tomar mejores decisiones, aumenta tu fuerza muscular, lo que te permitirá realizar muchas más actividades.

3. Lee y escribe

Esa posibilidad de imaginar y de sentir experiencias narradas y comentadas por otros o por uno mismo, te permitirá desarrollar habilidades de comunicación, de concentración, de creatividad, de aprendizaje, que fortalecerán tu Proyecto de Vida.

4. Adopta en tu vida una alimentación basada en plantas vegetariana

Es un estilo de vida reconocido por la Organización Mundial de la Salud, como una alimentación saludable, equilibrada, suficiente, adecuada, en cualquier etapa de la vida, incluyendo a las madres gestantes, en el que optas por frutas, verduras, cereales integrales, leguminosas, frutos secos, semillas, proteínas vegetales, grasas saludables y granos enteros.

5. Medita

Una vez iniciada la meditación observarás que tu estado mental entrará en relajación profunda y tranquila, en donde podrás concentrarte y tener mayor claridad con relación a tus decisiones, porque el cúmulo de pensamientos que obstruían a tu mente, empiezan a desaparecer paulatinamente. La consecuencia natural es el bienestar físico y emocional.

6. Implementa tus ideas en tus proyectos de vida

Cuando te preparas día a día con entusiasmo, dedicación y disciplina, tus estudios tienen como último fin convertirse en un Proyecto de Vida que sea viable en la realidad. Es plasmar la idea inicial en acciones tangibles y medibles que se materialicen en una empresa, objeto, servicio o bien.

7. Comparte con tu familia y amigos

Te permite desarrollarte como ser humano, es darte, reconocerte como parte de un grupo y brindar tu compañía y afecto.

“Cuando descubres el amor hacia los demás te descubres a ti mismo, pero cuando te amas, te vuelves invencible”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?